Sustratos para etiquetas adhesivas

La selección de un sustrato para la fabricación de etiquetas podría parecer algo sencillo, pero es algo que no debe de tomarse a la ligera ya que existen muchas variables que pueden hacer que una selección inadecuada del sustrato genere costos innecesarios, riesgos para el consumidor y desprestigio para la marca.

Componentes de la etiqueta adhesiva

La etiqueta es un sustrato compuesto por capas:

Frontal o superficial

Se conoce como frontal al componente del sustrato que lleva impresa la información de la etiqueta.

El material de impresión se selecciona para ser adecuado para el diseño, funcionalidad, costo, volumen de impresión, tipo de impresión, forma de aplicación de la etiqueta (manual o automático).

El frontal de una etiqueta puede ser de papel (cubierto o sin recubrir) o una película plástica (blanca, transparente o metalizada) algunos sustratos tienen tratamientos especiales para determinados sistemas de impresión.

Adhesivo

El tipo de adhesivo es muy importante, estos son algunos factores a considerar.

Fuerza del adhesivo: el adhesivo debe ser adecuado al material y a la forma de la superficie en el que se va a colocar, hay materiales en los que es más fácil el pegado, si la superficie es curva puede generar mala adhesión si no se selecciona el material adecuado.

Hay adhesivos de tipo permanente que pegan con tanta fuerza que no es posible remover la etiqueta una vez que fue colocada, sin dañar la etiqueta y en ocasiones el envase,  esto puede ser adecuado o deseado en algunos casos pero ser un inconveniente para otros, por ello existen los adhesivos reposicionables, que permiten despegar la etiqueta para corregir la posición, aunque después de un tiempo que puede ser variar desde minutos a días o incluso más tiempo, se adhiere de forma permanente, hay adhesivos muy suaves que no importando el tiempo pueden ponerse y quitarse como el adhesivo de las notas (post-it).

Tipos de adhesivo: los adhesivos pueden tener diferente composición algunos de los más comunes son:

Adhesivo acrílico, resiste el calor pero no está indicado para soportar la humedad o el frío.

El adhesivo hot-melt  es de hule o caucho es de los más comunes, tiene el inconveniente que no resiste el calor, este adhesivo, no se recomienda para sistemas de impresión que generan calor como la impresión láser ni para colocarse en de productos que estén cerca del calor ya que el adhesivo se funde, sale por los extremos de la etiqueta manchando el frontal de la etiqueta y lo más grave puede dañar los equipos de impresión.

Adhesivos con solventes, no se pueden usar para aplicaciones alimenticias, para alimentos solo pueden usarse adhesivos base agua.

Adhesivos especiales, como vemos el etiquetado es algo muy especializado por lo que en algunas ocasiones cuando ninguno de los adhesivos comerciales cumple con los requerimientos que se necesitan y el proyecto lo amerita se llega a solicitar la formulación de un adhesivo específico

Respaldo, soporte o liner:

El respaldo es el componente que protege y conserva el adhesivo en condiciones óptimas hasta el momento de colocar la etiqueta, aunque parece lo menos importante de la etiqueta, no es así, hay distintas opciones de material de respaldo, puede ser de papel o una película plástica de distintos calibres para poder resistir la tracción del etiquetado automático, en este caso se necesita conocer la especificación idónea para tener un proceso de etiquetado fluido.

Algunos respaldos cuentan con suaje esto permite despegar con facilidad áreas grandes de adhesivo sin complicaciones.

Etiquetado para distintos tipos de embalaje

Las etiquetas tienen como función principal informar, son necesarias para todos los niveles del embalaje: primario, secundario y terciario.

Etiqueta de producto

El embalaje primario es el envase que contiene el producto, la etiqueta lleva la declaración comercial y la información necesaria para el cumplimiento de la normatividad del país en la que se venderá.

Como consumidores la etiqueta nos da la certeza de que hay una marca respaldando la calidad y la inocuidad del producto, por la etiqueta nos enteramos del país de origen, los componentes, la cantidad de producto que contiene el envase; la información de la etiqueta nos permite comparar entre productos.

El embalaje primario es más elaborado ya que además de informar tienen como función adicional la de atraer al comprador.

En muchos productos la impresión se hace directamente en el envase, mientras que otros se colca una etiqueta, en este caso el sustrato para etiquetado debe de adherirse al envase con facilidad y lo más importante, debe de permanecer en él sin despegarse durante el tiempo idóneo y con una excelente presentación durante todo el ciclo de vida del producto.

En la planeación de la etiqueta deben de considerarse los factores de exposición del material como: la humedad, intemperie, congelación, calor, entre otras.

Considerar el derramamiento de producto, si este contiene ácidos o corrosivos o algún otro componente que dañe o despinte la etiqueta, impediría la lectura de información indispensable desde el almacenamiento hasta la disposición final del producto.

Un producto en el que no puede leerse la etiqueta no puede comercializarse ni como saldos.

Hay productos como los alimentos, electrónicos y electrodomésticos que tienen especificaciones o están sujetos a normas especiales para poder colocarse en ese tipo de productos.

Etiquetado de embalaje

El embalaje secundario es el contenedor de varios envases de producto para su comercialización al mayoreo, este tipo de embalaje necesita de información de: lote del producto, advertencias de riesgo, toxicidad o peligrosidad, indicaciones de temperatura especial de almacenamiento, alertas sobre la fragilidad del producto, indicaciones sobre el sentido de almacenamiento y la estiba máxima que soportan las cajas.

El embalaje terciario agrupa varios embalajes secundarios: una tarima con varias cajas emplayadas también requiere de etiquetado, usualmente se coloca la información que facilita la logística para la comercialización, generalmente estas etiquetas son más simples pero debe de considerarse el tipo de impresión y seleccionar un material o acabado que resista las condiciones de transporte, almacenamiento, exportación o distribución local.

Si necesitas asesoría sobre de nuestros productos, llámanos al 55 5719 2900 en la Ciudad de México o llama a la sucursal más cercana, te invitamos a conocer la Tienda en Línea de Pochteca Papel, hacemos envíos a toda la República Mexicana.

Archivo
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on skype
Skype