¿Cómo te ayudo?

Hidróxido de amonio en farmacia, alimentos y tratamiento de agua   

¿Para qué es el hidróxido de amonio?

Tabla de contenidos

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

El hidróxido de amonio, también conocido como amoniaco en solución o agua amoniacal, es una sustancia muy utilizada en el ámbito científico e industrial gracias a sus características y rangos de aplicación.

Hoy en el blog de Pochteca te contaremos todo lo que debes saber sobre el hidróxido de amonio para qué sirve, particularmente en las industrias alimentaria, farmacéutica y de tratamiento de agua. Quédate a leer.

Características generales del hidróxido de amonio

El hidróxido de amonio es una solución básica y volátil de amoniaco. A temperatura ambiente, se disuelve por completo en agua, formando una solución transparente, que la hace ideal para usarse en aplicaciones donde no se debe añadir pigmentación. Su olor es tan penetrante como el del amoniaco, llegando a ser desagradable e irritante cuando se encuentra en concentraciones elevadas.

Entre sus características químicas, destaca que el hidróxido de amonio es una base débil. Es decir, se disocia en iones hidróxido (OH⁻) y amonio (NH₄⁺) y acepta protones de otras sustancias. Esta propiedad básica le otorga la capacidad de neutralizar sustancias ácidas, reaccionar con ellas para formar sales y otras soluciones.

Por otro lado, el hidróxido de amonio es reactivo con muchos compuestos químicos como ácidos, sales y metales para formar otras sustancias. Por ejemplo, la reacción con un metal alcalino puede formar hidróxidos metálicos.

Hidróxido de amonio: para qué sirve

El hidróxido de amonio se encuentra en una gran variedad de aplicaciones industriales, de laboratorio e incluso en la industria alimentaria. A continuación te contaremos más:

Hidróxido de amonio en farmacéutica

Los hidróxidos de amonio pueden utilizarse como reactivos para la síntesis de fármacos como el acetaminofén, un analgésico y antipirético. Asimismo, puede usarse para ajustar el pH de medicamentos o para la precipitación de compuestos como la penicilina.

Cosmética con hidróxido de amonio

Una de las aplicaciones más conocidas del hidróxido de amonio es la formulación de agentes de limpieza y desinfección para equipos y superficies utilizados en la industria farmacéutica, donde se requiere el mayor grado de limpieza.

También se utiliza en la fabricación de productos farmacéuticos como cremas, lociones y ungüentos para ajustar el pH de las formulaciones.

Hidróxido de amonio en el tratamiento de agua

El hidróxido de amonio es un producto relativamente económico, alcalino y que se usa como agente neutralizante en aguas ácidas de fuentes naturales o industriales. Al ser una base débil, neutraliza la acidez del agua para llevarla a un rango adecuado para el consumo humano o para reutilizarla para diferentes procesos industriales.

Añadir hidróxidos de amonio en aguas industriales genera hidróxidos metálicos insolubles que se sedimentan y facilitan su eliminación por filtración, dejando al agua libre de contaminantes.

Beneficios del hidróxido de amonio

Por otro lado, el uso de hidróxido de amonio previene la corrosión y formación de incrustaciones en las tuberías gracias a su propiedad de precipitar los metales disueltos en el agua, como cobre, plomo y mercurio, que contaminan a los efluentes y representan un riesgo de toxicidad para el medio ambiente y la salud de los empleados de las industrias.

Los hidróxidos de amonio tienen propiedades antimicrobianas que lo convierten en un desinfectante muy efectivo para eliminar ciertos patógenos del agua.

Además, el hidróxido de amonio se usa en procesos de coagulación y floculación para el tratamiento de agua. Esta sustancia neutraliza la carga eléctrica de las partículas para que se agrupen y formen coágulos grandes, que se sedimentan fácilmente y pueden ser separadas del agua.

En los procesos de ósmosis inversa se usan hidróxidos de amonio para ajustar el pH del agua de alimentación antes del proceso para optimizar la eficiencia del proceso y para proteger las membranas de plantas de desalinización de agua.

Hidróxido de amonio en la industria alimentaria

Los hidróxidos de amonio también se usan como aditivo alimentario para la fabricación de alimentos. Por ejemplo, se usa como leudante para productos horneados en la fabricación de galletas, pasteles y panes. Al ser una sustancia básica, neutraliza los ácidos presentes en la masa para favorecer la formación de burbujas de gas durante el horneado, lo que resulta en productos con más volumen y migas esponjosas.

En la industria de chocolate se usa el hidróxido de amonio para neutralizar la acidez natural del cacao, hacer más intenso su sabor y aroma y mejorar la fluidez de los chocolates. Esta misma cualidad se usa en la fabricación de dulces, caramelos y jugos de frutas.

Usos del hidróxido de amonio

El hidróxido de amonio se usa como agente antimicrobiano en la producción de carnes procesadas para inhibir el crecimiento de bacterias, lo que prolonga la vida útil y seguridad de las carnes.

Encuéntralo en Pochteca

En el catálogo de Pochteca contamos con una gran variedad de materias primas para la industria alimentaria, farmacéutica, química, de tratamiento de agua, entre otras. Navega por nuestra página web, descubre todos los productos que tenemos para tu empresa y adquiere los que necesites a través del cotizador.

Para más información, escríbenos al chat en línea donde con gusto te atenderemos.

Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn
Email
Skype

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivo
¿Tienes preguntas?

Otros países